A sólo unos días de la última visita de protocolo del FMI, el Gobierno elevó la proyección de déficit fiscal. El monto en inversión estatal se amplió casi $ 14.000 millones, a contramano de los ingresos.

El jefe de gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, firmaron la modificación de la autorización de gastos y estimación de recursos para el corriente año. La decisión reafirmó la dificultosa tarea de cumplir con una de las principales metas pactadas con el Fondo: déficit anual cero.

LEER MÁS: El gobierno de Cambiemos colocará deuda a pagar por el próximo gobierno

De acuerdo al documento, la estimación de ingresos sólo se eleva en $ 1.781 millones, mientras que las autorizaciones de gastos se ampliaron en $13.600 millones. De ahí surge un aumento de la estimación de déficit fiscal en $ 11.820 millones.

Según un estudio de la consultora del economista Miguel Ángel Broda, el pronóstico más favorable para las aspiraciones de Cambiemos arrojaría un rojo fiscal del 0,4%.