El Banco Central consiguió que la mayoría de los tenedores renueven las LEBAC que tenían en su cartera. En la City no dudaron en sumarse a la bicicleta financiera que armó el Gobierno con tasas de interés por encima de la inflación.

En el primer gran examen ante la plaza, el Gobierno puso a disposición del mercado acceso a ganancias extraordinarias y rápidas. “Hoy el negocio fue vender dólar a $ 25 y licitar LEBAC”, afirmó un operador a este medio al inicio de la jornada.

Sorprendió incluso entre los inversores que, 20 minutos antes de las 13, el Ministerio de Finanzas anuncie la emisión de dos Bonos del Tesoro en pesos y a cinco y ocho años. La tasa fija del 21% del BOTE 2023 y del 19,9% del BOTE 2026 también apelaron a la búsqueda de dinero fácil de los grandes fondos, por lo que volcaron allí $ 73.249 millones.

VOLVÉ A VER EL DESTAPE: EL FIN DE MACRI

Embed

Hoy vencieron $ 617.000 millones de LEBAC. El miedo del Banco Central consistía en que una porción esta bola de nieve se dirija al dólar y dispare la cotización en medio de la corrida cambiaria de estas últimas semanas.

El Central informó que el 100% de las herramientas se renovaron, ante las ganancias que les regaló el organismo que conduce Federico Sturzenegger. El mayor porcentaje de tenencia se encuentra en bancos, cajas previsionales y el FGS (ANSES), seguido por los fondos comunes de inversión, con quienes el Gobierno se reunió para pedirles que demanden la Letra. La tasa a 30 días cerró con un 40% anual, lo que facilitó la decisión de las entidades, que proyectan una inflación inferior a ese porcentaje, pero cercana al 30%.

“El problema al que se enfrentaron las autoridades monetarias fue la no renovación del 100% de este instrumento. Si los inversores decidían no renovar el 10% del total de LEBAC y se relocalizaban en el dólar, hubieran demandado casi U$S 2.500 millones”, explicó Ezequiel Estrada, economista de la consultora Ficonomics.

La estrategia del Central consistió en subir la tasa en el mercado secundario, bajar la tenencia de dólar de los bancos del 30% al 10%, bajar los encajes a los bancos y ofrecer en cantidad la divisa norteamericana a $ 25.

Desde que comenzó el año, el peso se devaluó 30%, mientras que sólo ayer el dólar se incrementó 7%. El Central perdió más de U$S 1.000 millones de sus reservas en lo que va de 2018 y recién hoy logró que el tipo de cambio retroceda hasta $ 24,50.

En esta nota