Mauricio Macri firmó y publicó el DNU que degrada la Secretaría de Deportes en una Agencia, situación que permitiría privatizar, arancelar o incluso vender bienes estatales. Detrás de esta escandalosa decisión, se encuentra un hombre del círculo cercano al Presidente que ya hizo destrozos en el deporte: Fernando Marín.

No es la primera vez que el amigo de Mauricio Macri logra meterse en el mundo del deporte desde el Estado. En diciembre de 2015 se hizo cargo del Fútbol Para Todos en reemplazo de Pablo Paladino. Su función, según se informó en su momento, sería “bajar los costos de producción sin emitir avisos políticos durante las transmisiones de los partidos” y atraer “anunciantes privados”.

Es más, en abril de 2016, Marín declaró que el fútbol continuaría siendo gratuito "hasta finales de 2019". Poco más de un año después, y en sintonía con el Presidente y sus promesas de campaña, incumplió su palabra y terminó con Fútbol Para Todos.

Fernando Marín comenzó su experiencia en el fútbol tras su paso como gerenciador de Racing entre 2000 y 2006, luego de la quiebra del club en 1998 bajo la presidencia de Daniel Lalín.

Durante los seis años que duró su gerenciamiento festejó el título de 2001, pero debió dejar el club de sus amores en medio de una catarata de críticas y de deudas en un nefasto final de ciclo.

El hecho que es Marín terminó con el club de Avellaneda sumergido en deudas, sueldos impagos, cheques rebotados y hasta nuevos pedidos de quiebra. Tiempo después de su salida, el propio Marín no dudó en admitir que “Racing, como negocio, fue horrible”.

En sus comienzos, Marín integraba el grupo Socma (Sociedad Macri), un holding que supo tener empresas de construcción, de industria automovilística, transporte y comunicaciones entre otros rubros.

De allí conoce el empresario al Presidente de la Nación, casi desde su nacimiento por la estrecha relación que mantuvo con Franco Macri y que se extendió hacia su hijo. "Yo soy amigo de Mauricio Macri pero no tengo nada que ver con ellos en lo comercial", explicó Marín en una entrevista en 2013.

Embed

El proyecto de creación de la Agencia fue consensuado entre Fernando Marín y De Urquiza, amigo de la adolescencia de Macri y cofundador con el presidente de la República de la Asociación Argentina de Pádel.

Este proyecto se volvió realidad través del DNU 92/2019, que creó la Agencia de Deporte Nacional para reemplazar a la ex Secretaría de Deportes. Se teme que con esto se abra la puerta para vender, por ejemplo, los terrenos que pertenecen al ENARD, ubicados en una de las zonas más caras de la Ciudad de Buenos Aires, como también se facilite la transformación de los clubes en sociedades anónimas.