El diputado nacional por el FPV-PJ, Fernando Espinoza, criticó los efectos de la política económica del gobierno sobre el conjunto de los ciudadanos y aseguró que "así no se puede vivir".

El matancero presenció la exposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la cámara de Diputados y denunció que con el Presupuesto 2019 “sufren la clase media, las PyMEs, los productores rurales, los docentes, los jubilados, los estudiantes y los chicos que no tienen un plato de comida todos los días”, añadiendo que “sufrir es un sentimiento, pero mentir como lo hacen ustedes es un pecado”.

Espinoza comentó que en sus redes sociales lanzó la iniciativa "Tu banca, mi compromiso", por la que recolectó los reclamos de la ciudadanía para comunicárselas al Jefe de Gabinete. Así, leyó la pregunta de Lidia Carrizo, que le consultó a Peña "si puede comer con $22 por día, porque eso es lo que paga la provincia de Buenos Aires por cada alumno" en los comedores escolares "a lo que debemos añadir que aumentó 200% la cantidad de chicos que asisten” por un plato de comida.

En tanto, otra vecina, Silvia Solís, preguntó “cómo puede vivir una familia tipo con $20.000 por mes cuando las facturas de luz y gas superan los $12.000 y el alquiler $8000. Entonces, ¿cómo pueden comer?”. O Gabriela Sosa, que preguntó por la economía de los jubilados: "¿Qué le recomienda, comer o comprar medicamentos?".

En base a estos cuestionamientos, Espinoza aseguró que los argentinos "estamos siendo víctimas" del "efecto mentira, insensibilidad e irresponsabilidad" cuyas consecuencias son el proyecto de Presupuesto 2019, "que tendrían que volver a hacerlo, el endeudamiento externo e interno, la eliminación del Fondo Federal Solidario, que representa $80 mil millones que no van a llegar a las ciudades de nuestra nación”.

Al respecto, aseguró que el Fondo Solidario, conocido como Fondo Sojero, era “la medida federal más revolucionaria que se tomó en la historia argentina, porque beneficiaba hasta al último pueblito del interior de cualquier provincia, con dinero público procedente desde el Tesoro nacional”. Con su eliminación "le sacan a los ciudadanos el trabajo que generaba esa inversión".

Finalmente, Espinoza apuntó al gobierno y les advirtió que “después de tres años no le pueden echar la culpa a nadie” porque “este gobierno representa los intereses de los más ricos de la Argentina, de las familias millonarias del país”, mientras que “nosotros escuchamos a la gente, que en cada ciudad nos dice que así no puede más, que hay que cambiar el rumbo económico”.