La diputada nacional por Unidad Ciudadana Fernanda Vallejos le pidió al juez Sebastián Casanello que la incorpore como querellante en la causa judicial desatada luego de que El Destape revelara los aportantes truchos en las campañas de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires.

La legisladora argumentó que su candidatura fue "seriamente lesionada" y calificó de "estafa electoral" la maniobra de Cambiemos para hacer figurar como aportantes de campaña a beneficiarios de planes sociales y monotributistas sociales.

Asimismo, en el escrito presentado ante el juez, Vallejos sostuvo que "la irregularidad cometida ha afectado la disputa electoral en su esencia violentando el orden jurídico vigente". Y consideró que, de esa forma, se vio afectada la elección en la que perdió ante Graciela Ocaña por un estrecho margen, inferior a los dos puntos porcentuales.

“Mi lista ha perdido por un escaso porcentaje de votos como nunca ha ocurrido desde el regreso de la democracia, frente a una alianza que a luz de los hechos que aquí se investigan habría financiado su campaña mediante a una operatoria fraudulenta cuya escala y diversidad de modus operandi aún desconocemos”, apuntó.

En el pedido de pruebas, Vallejos solicitó que se cite a declarar a indagatoria a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y al presidente, Mauricio Macri, para que testifiquen por los presuntos delitos cometidos.

La causa que lleva adelante Casanello busca determinar si detrás del escándalo que develó El Destape se esconde una red de lavado de dinero para el financiamiento político.