El periodista macrista Eduardo Feinmann volvió a cargar contra la Educación Sexual Integral (ESI). Esta vez, y como ya lo ha hecho en otras ocasiones, tomó como argumento un relato de Twitter de dudosa procedencia y un video viral de hace dos años que ya fue comprobado como falso.

El conductor de A24 cuestionó un proyecto de ley que presentó la senadora por el PRO Gladys González para hacer efectiva la obligatoriedad de la impartición de ESI, y criticó que “deja afuera la opinión de los padres”. “Hay femibolches que les están llenando de porquerías la cabeza a los chicos, en los colegios públicos y privados”, opinó Feinmann, y procedió a exponer su defensa.

Para esto, citó un relato publicado en Twitter por una cuenta anónima y, probablemente, falsa, con lo cual es imposible demostrar la veracidad de la historia. “Mi hija de 6 años acaba de preguntarme lo siguiente: ‘mami, vos también sos víctima del patriarcado como mí seño, mis compañeritas y yo?’. Estoy en shock, creo q me va a dar algo. Si no me hago presente en las próximas horas es porque cometí un MAESTRICIDIO o me dio un ACV”, escribió la supuesta madre.

Embed

“Fíjense hasta qué punto se está llegando en Argentina, que hay ‘seños’ que con chiquitas de 3, 4, 5 o 6 años les están hablando de que sufren el patriarcado. La otra vez yo vi un video de unas ‘seños’ con un chiquito de no más de 6 años persiguiéndolo por el aula para pintarle los labios, para demostrarle que los chicos también se pueden pintar los labios. Están atacando a la familia como me la enseñaron a mí en el colegio”, criticó Feinmann.

Embed

Sin embargo, su argumento carece de cualquier tipo de solidez: una búsqueda rápida en Google sobre este caso da como resultado una serie de notas de medios brasileños, en las que se explica que ese video es falso. Si bien las imágenes son verdaderas, las maestras no estaban intentando maquillar al niño, sino que lo maltrataban porque querían darle una medicación.

Estos portales explican que la violenta situación contra el nene se dio en una escuela de Aguas Claras, donde las docentes querían refregarle por la cara al chico una cápsula de Omega 3. Las imágenes fueron usadas por la madre para llevar el caso a la Justicia y salieron a la luz en junio de 2015. Ante esto, el colegio tuvo que pagar una compensación de 9.000 dólares.

Embed

LEÉ MÁS: UNA NENA DE 13 AÑOS, EN GRAVE ESTADO TRAS UNA CESÁREA DE EMERGENCIA