El periodista ultra oficialista Eduardo Feinmann está a un paso de perder el civil por difamación contra la ex presidenta y actual senadora nacional, Cristina Kirchner por llamarla reiteradas veces en la televisión "coimera" o "jefa de la banda".

La razón es que, pese a que el conductor defensor del macrismo aseguró que estaba dispuesto a pedirle disculpas de forma privada, no quería que figure en el expediente. Desde el lado de Cristina Kirchner, aceptaron que no quisiera pedirle públicamente aunque debía figurar en la causa.

"Estamos en Tribunales, si fuera en un café puede pedir disculpas sin ningún problema, pero en la Justicia todo lo que se dice debe quedar una constancia", aseguró el abogado demandante, Gregorio Dalbón en diálogo con El Destape.

"Feinmann pidió ver 'a la señora' y le contesté que no la iba a ver, salvo que el pedido de disculpas se explayara en el acta y lo firmara. Cristina no tiene intención de llevarse dinero de esto, solo quiere las disculpas", agregó.

"Cristina quería verle la cara en la medida que se disculpara por escrito", finalizó.

La próxima instancia seguramente serán algunos oficios, algún tipo de prueba y luego la sentencia. Será breve, porque esta absolutamente probado por videos grabados de su programa que difamó a la ex mandataria.

"Delante del juez quedó bastante expuesto y además ahora vamos a tener que mostrar las pruebas de sus programas" explicó el abogado de la ex presidente, que además resaltó que "por sostener su propio ego va a terminar con una sentencia condenatoria y deberá, además de compensar económicamente el daño que hizo", también pagar los honorarios de los abogadas denunciantes.

"Le agradezco el gesto a Feinmann pero hubiera sido un verdadero gesto hacerlo en el acta y no ser tan ególatra de querer saberse una persona que le falto el respeto a una mujer, querer pedir disculpas, pero no quererle dejarlo plasmado".

Por último, Dalbón destacó "la labor del juez Civil Juan Manuel Converset, que realmente hizo un esfuerzo muy importante en referencia a que el conflicto entre ambas partes se solucione con unas simples disculpas".