El diputado nacional del Frente Renovador Facundo Moyano aseguró que las causas judiciales en contra de su familia son parte de "una avanzada política y una Justicia que es funcional a eso", al tiempo que cuestionó a los dirigentes de "un sindicalismo alineado que le sirve al Gobierno".

"Nadie puede entender esto como una avanzada judicial escindida de la política o la campaña mediática. El que crea que esto es una cuestión para democratizar los sindicatos está mirando otra película. Esto tiene que ver con intereses políticos de parte del Gobierno, gremiales y económicos que tienen que ver, en el caso puntual de Camioneros, negociar un convenio a la baja", sostuvo el hijo del líder camionero, Hugo Moyano.

En declaraciones a TN, el legislador nacional afirmó que hay "una avanzada política y una Justicia que es funcional a eso".

Embed

"(El ministro de Trabajo, Jorge) Triaca le pidió a Hugo y a Pablo Moyano que tengan un gesto y que por lo menos dijeran que avalaran la postura de la CGT, por más que no estuvieran de acuerdo", indicó.

Y agregó: "No es una avanzada de la Justicia o que el Gobierno impulsa una renovación del sindicalismo, sino una pelea política porque Moyano no está a favor de la política del Gobierno".

Asimismo, Facundo Moyano criticó a los sindicalistas que "ahora se bajan, aunque en realidad nunca se subieron a ninguna marcha, como no lo hicieron contra (los expresidentes) Cristina (Kirchner), (Carlos) Menem o (Fernando) De la Rúa".

"Hay un sindicalismo alineado que le sirve al Gobierno. Son los mismos que fueron oficialistas de Cristina y Menem", afirmó.

Aunque reconoció que "el sindicalismo es una institución desgastada, desprestigiada muchas veces por errores propios y otras por una campaña", el dirigente del Frente Renovador subrayó que "las razones objetivas para llevar adelante un reclamo son mucho más justificadas en este contexto que en 2015 o 2013".

Consultado sobre el apoyo del kirchnerismo a la movilización, el diputado nacional remarcó: "Es un reclamo gremial. No se está haciendo política partidaria ni estamos en una coyuntura electoral. Se suman los que se quieran sumar. Mucha gente suelta se va a sumar. No se le pueden cerrar las puertas a las organizaciones o sindicatos que quieran participar. Hay reclamos concretos, más allá de la identidad política que abrace cada organización o cada dirigente".

En ese sentido, se refirió a la posibilidad de que su padre se reúna con la líder de Unidad Ciudadana: "Cómo se va a negar al diálogo, si tiene que existir siempre. Si lo invita a tomar un café (el presidente Mauricio) Macri, me imagino que irá. El tema es que el Gobierno no pretende eso porque Hugo Moyano adoptó una postura muy crítica y se negó a hacer lo que el Gobierno quería".