"Es una dicotomía difícil de explicar". Así define este hincha, militante y dirigente a ser de Boca y estar en contra de las políticas de Mauricio Macri en el país. Es Pablo Rabey (32 años), el referente de la organización Boca es Pueblo, la pata política más antimacrista del club.

El 24 de marzo de 2016 la organización decidió llevar a Plaza de Mayo una bandera con la frase: "Boca es pueblo, Macri es la dictadura". La iniciativa llamó la atención de las cientos de miles de personas que asistieron a la plaza para reclamar por Memoria, Verdad y Justicia. La agrupación logró instalar un mensaje entre los ajenos al fútbol: "Boca no es Macri". Sin embargo, el estandarte nunca desfiló por la Bombonera.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Macri hizo las inferiores en el Xeneize para saltar a la Primera de la política y llegar a la jefatura de Gobierno porteño y luego a la presidencia de la Nación. "Nosotros militamos todos los días para que el club deje de estar emparentado con el macrismo", le dice Rabey a El Destape en una entrevista telefónica. Boca es Pueblo está conformado por 80 personas, todos hinchas, socios, no socios y adherentes.

En medio de los cuestionamientos, insultos y repudios de las hinchadas del fútbol argentino contra Macri, Boca y la AFA, Rabey analiza la situación del club, cuenta qué es el macrismo adentro de Boca, cómo está metido el PRO y su reflexión sobre una impensada manifestación en contra del Presidente en la mítica Bombonera.

¿Qué opina sobre esta ola de acusaciones contra esto que se ha dado en llamar "El Boca macrista"?

- Como hincha de Boca es un momento de incomodidad, te acusan a algo que es difícil de escapar. Hay una ola anti Boca y la culpa de todo esto es de Macri, Daniel Angelici y la gente que tuvo un afán de acumulación de poder que generó las condiciones para esto. Si Macri no hubiera puesto a dedo a Angelici, si Angelici no hubiera puesto a su títere a manejar la AFA, en los fallos a favor de Boca no se hablaría como se habla ahora. Si ponés en la AFA a toda gente afín a vos y da la casualidad que toda esa gente es hincha de Boca, por supuesto que estás generando un clima que a Boca lo tiene de rehén. Nosotros somos rehenes, es una pelea de poder, una pelea política. Reconocemos en Angelici, Tapia y Macri a los principales culpables de esto.

¿Hay descontento en la hinchada de Boca, como el resto de las hinchadas, para con el Presidente? (De los clubes denominados "grandes" es el único que no cantó contra Macri)

- Lo que pasa en Boca es diferente a lo que pasa en otros clubes por varios factores. Lo que pasó en River y San Lorenzo nació en algo meramente deportivo. La gente identifica a Macri con Boca y, ante fallos deportivos, empezó a putear a Boca y contra Macri. Empezó así. Pero después cuando se empezó a cantar en todas las canchas mucha gente tomó el canto para mostrar descontento con el Gobierno. Estoy seguro de que en River y San Lorenzo muchos de los que lo putearon a Macri hace dos años lo votaron y en 2019 lo volverían a votar.

¿Es una circunstancia futbolera?

- Es una circunstancia futbolera que nació así y está siendo tomada por un montón de gente que está usando los cantos para manifestar un descontento con el Gobierno dentro de la cancha. El ambiente futbolero en general es anti Macri. Está muy arraigado que el hincha de Boca banca a Macri y eso no es así. Te puedo asegurar que la gente que no banca a Macri dentro de las tribunas de Boca es mucho más de lo que la gente que no es de Boca piensa.

¿Los hinchas de Boca pueden llegar a demostrar su descontento con Macri?

- Es difícil que pase, que haya una manifestación así multitudinaria en contra de Macri. Hay muchos hinchas de Boca a los que les disgusta Macri pero en este contexto pareciera que insultar a Macri es insultar a Boca. Y ahí no sé cuánta gente hincha de Boca y antimacrista se animaría de todas formas a mostrar descontento con Macri. Está presentado como si fuera una contradicción. Ojalá que el día que pase una manifestación contra Macri en la Bombonera sea porque mucha gente tomó conciencia social sobre un montón de factores y los manifieste de esa forma. Nosotros lo vemos difícil como una manifestación espontánea por temas de seguridad en la cancha de Boca. En River me contaron que la barra intentó parar los cantos contra Macri, no me imagino qué puede pasar en la cancha de Boca.

BOCA PUEBLO.jpg

¿Por qué no llevaron nunca la bandera de "Boca es Pueblo, Macri es la dictadura" a la cancha?

- Nosotros también vivimos en una sociedad, en un país, y si algo caracteriza a Boca es Pueblo es pronunciarnos sobre cuestiones que también exceden a la política del club. Nosotros somos una organización política. Vamos siempre al 24 de Marzo, somos miliantes, hay hasta chicos de izquierda o kirchneristas, estamos muy imbuidos de política. Con esa bandera, pensamos mostrar que ni Boca es Macri ni Macri es Boca. Es para que la gente entienda, ya que muchos lo asocian directamente, que el hincha de Boca no es macrista, o que por lo menos la institución corre por un lado y el macrismo por el otro. Lo que hicimos es eso: mostrar que muchos hinchas de Boca estamos en desacuerdo con Macri y no somos macristas. No la llevamos a la cancha por un tema logístico, de tamaño y que es una bandera con un contenido tan cargado de política que quizás mancha un poco nuestra militancia diaria en el club.

¿Cree que el macrismo va a seguir gobernando muchos años más en Boca?

- El macrismo en Boca ha estado tanto tiempo que estableció muchos mecanismos clientelares y eso hace difícil pelearla. De todas formas vamos a instalarnos como agrupación para disputarle al macrismo. Combatir contra el macrismo en Boca es difícil porque durante el macrismo se dio la casualidad de que se ganó muchos títulos, y hay mucha gente que se rige específicamente por eso. Tenemos esperanza de que en un futuro se pueda cambiar. Hay mucha gente que está disconforme con la política privatista del macrismo en todos estos años y hay que despertarle la conciencia. La gente que está en el club día a día ve las pocas actividades sociales que tiene, ve cómo los pibes del barrio no pueden llegar a la cancha, ve que los socios no son vistos como socios sino como robots.

boca es pueblo.jpg

Por estatuto, Angelici termina su mandato en 2019, ya que fue reelecto en 2015. En el macrismo ya hay nombres para sucederlo: suenan Andrés Ibarra (ministro de Modernización) y Christian Gribaudo, secretario general de Boca y presidente del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires. Rabey afirma sobre la disputa que se viene el año próximo: "Son toda gente del riñón PRO puro. No es más que una comitiva del macrismo. Si analizamos los puestos clave dentro del organigrama del club, Boca hace un tiempo que es una Unidad Básica del PRO. Muchos de los dirigentes del club ejercen puestos también en los gobiernos de (María Eugenia) Vidal y (Horacio Rodríguez) Larreta.

¿Qué siente al ir a la cancha, hinchar por un club, gritar los goles y saber que atrás se encuentra este manejo de poder que usted denuncia?

- Es difícil, es una dicotomía difícil de explicar. Nosotros antes que nada somos hinchas de Boca: vamos a la cancha, íbamos a la cancha antes que los mandatos de Macri y Angelici, tenemos una relación con Boca desde que nacimos. Por supuesto que no nos gusta que nos relacionen con el PRO ni con Macri. No nos gusta que por culpa de estos tipos se cuestione a Boca o se cuestione la legitimidad de las cosas que pasan en Boca. Boca no es Macri. Nosotros vamos a la cancha, cantamos, gritamos los goles y al mismo tiempo criticamos lo que tenemos que criticar. Militamos todos los días para que el club deje de estar emparentado con el macrismo.

¿Qué opina de la gestión de Macri como Presidente del país?

- Mala. Mala en varios aspectos. Formo parte de la clase trabajadora, que va a una empresa y trabaja 8 horas. A la clase trabajadora la perjudicaron. Estamos mucho peor que antes. Y todas estas medidas vienen con una protección mediática alevosa. Este tipo de gobierno antipopular no se sostiene, así contra la clase trabajadora, sin protección mediática.