El ex jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, defendió el uso de la pistola eléctrica Taser por parte de la fuerza de seguridad de la ciudad de Buenos Aires aunque reconoció que puede ser letal en combinación con otros factores.

Tras la habilitación para operar con la pistola Taser que recibió ayer la Metropolitana por parte del Tribunal Superior de la Ciudad, el ex funcionario macrista afirmó que "no es una picana eléctrica" y salió a responder las críticas de diferentes sectores del kirchnerismo.

Burzaco aseguró que la pistola Taser se utiliza para paralizar a la persona y que fuerzas de seguridad "en todo el mundo" la emplean para evitar el uso de arma de fuego "que puede matar a una persona que no está en conflicto". "En el mundo hay una tendencia a ir hacia armas no letales", agregó. Además, aseguró que "es mucho peor un arma de fuego".

El ex funcionario argumentó que la pistola Taser puede provocar la muerte en "combinación de otros factores, como problemas cardíacos o alcohol en el cuerpo" así como también como consumo de drogas.

Las pistola Taser produce una descarga de 50 mil voltios durante un lapso de cinco segundos, a través del disparo de arpones unidos al arma con filamentos electroconductores.

"Se sabe que no es un arma letal en tanto y en cuanto no se use incorrectamente. Un bastón puede ser letal mal usado", dijo en diálogo con FM Delta. Además, sostuvo que su empleo se realiza cuando se busca "inutilizar" a un delincuente.