Los diputados europeos rechazaron este jueves una muy controvertida reforma de la legislación sobre los derechos de autor en la Unión Europea (UE) que oponía a los creadores, los artistas o editores de prensa a los gigantes de internet o los activistas de las libertades en la web.

Los eurodiputados, reunidos en el pleno en Estrasburgo (este de Francia) rechazaron la reforma con 318 votos en contra, frente 278 a favor y 31 abstenciones. La propuesta de reforma fue resistida por los gigantes estadounidenses de internet.

LEE MÁS "¿Por qué cerró Wikipedia?"

El problema radica en cinco artículos. Dos de ellos, el 11 y 13, buscan gestionar los derechos de editores de medios de comunicación a ser remunerados cuando se usan fragmentos de sus publicaciones, como también la regulación y filtrado de contenidos nuevos que puedan violar los derechos de autor.

Por su parte, existe consenso, según asegura el diario El País de España, a los apartados 14, 15 y 16, que "refuerzan a los autores frente a los intermediarios que gestionan sus obras (como productores audiovisuales, discográficas o editores)".

En esta nota