El Departamento de Justicia de Estados Unidos le informó en una nota al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que ni el actual diputado nacional Máximo Kirchner, ni la ex Ministra de Defensa Nilda Garré, son titulares de cuentas en Delaware, tal como la revista brasileña Veja publicó en mayo de 2015, impulsando una falsa denuncia que fue reproducida en Argentina desde los medios opositores en ese entonces al Gobierno que presidía Cistina Fernández De Kirchner.

Para Víctor Hugo Morales, el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, es “el estrategia de la infamia” en esta “democracia de las corporaciones”.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

La supuesta titularidad de cuentas ocultas ya había sido desmentida por documentos oficiales de Estados Unidos y por la entidad financiera CNB Bank.

Para finalizar, en la columna que a diario realiza en El Destape, Víctor Hugo enumeró la sucesión de infamias que desde los medios hegemónicos desataron en 2015, año electoral que determinó un cambio de Gobierno en Argentina.

Y citó como ejemplo la supuesta remuneración de Axel Kicillof como integrante del Directorio de YPF; la denuncia del fallecido fiscal Nisman cuando acusó a Cristina Kirchner por el Memorándum con Irán; y la acusación a Aníbal Fernández como el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez en el marco de una operación de tráfico de efedrina. “¿Cómo creer en la democracia?”, planteó Víctor Hugo.

Embed