El senador de Cambiemos, Esteban Bullrich, habló sobre la movilización a Luján del fin de semana y criticó el rol de la Iglesia: "la protección de corruptos no va". Además, señaló que ese tipo de gesto "no es lo que la mayoría de la Iglesia quiere".

En diálogo con Luis Novaresio por radio La Red, el legislador mostró su enojo ante el sector religioso: "Me cayó mal. Me parece que hay que ser muy conscientes de los gestos que uno hace. Y este no me pareció un gesto que ayude a buscar lo que la mayoría de los obispos quiere, que es la paz social. Creo que esto divide".

"Había gente que podía ir y otra que no. Esto estuvo seleccionado por los organizadores, que actúan con independencia de acción y de criterios. La Basílica de Luján es para todos los argentinos. Estamos en un momento de mucha sensibilidad y hay que ser muy conscientes de eso", manifestó Bullrich.

Y agregó: "Los dirigentes tenemos más responsabilidad que el ciudadano común. La división y la protección de corruptos no va en ese camino".

Por último, Bullrich reconoció que "la gente no la está pasando bien y quiere que los que robaron estén presos y devuelvan lo que se robaron". Y concluyó: "En la Argentina se robó mucho, políticos y sindicalistas".

Embed