No solo a los bebes les gusta dormirse con una canción de cuna. Los perros comenzaron a adoptar este hábito también y exigen a los dueños su momento musical para descansar.

Es el caso de este pitbull que, a los pocos segundos en los que escucha su canción, se le empiezan a cerrar los ojos. ¡Mirá el video!

Embed

LEÉ MÁS: El perro al que le va mejor que a muchos de nosotros en matemática

En esta nota