El fiscal federal Carlos Stornelli quedó envuelto en una denuncia por extorsión y pedido de coima a un empresario para no quedar involucrado en la causa por las fotocopias de los cuadernos, un presunto caso de corrupción durante el gobierno anterior que el gobierno de Mauricio Macri señala como una de las dificultades para que mejore una economía destruida por las políticas de ajuste.

"Eso es mentira, no es real. No creo que algo bueno como una investigación que avanza pueda traducirse en algo malo en la economía. Son cosas que andan por andariveles diferentes", afirmó Stornelli en una entrevista con la revista Noticias la semana pasada.

Luego de que Horacio Verbitsky reveló que el abogado Marcelo D'Alessio presionó en nombre de Stornelli al empresario agropecuario Pedro Etchebest, los dichos del fiscal cobran relevancia esta semana, ya que también habló sobre las presiones del Poder Ejecutivo al Judicial.

"Creo que la Argentina tiene que tener magistrados independientes y creo que el Poder Ejecutivo tiene que trabajar para eso, para que las viejas prácticas desaparezcan. Lo que más le conviene al país es que los magistrados sean independientes y si son malos, que sean juzgados. No creo que el Poder Ejecutivo tenga que interferir en la vida de los jueces", afirmó en esa nota.

Consultado sobre si él tuvo presiones, dijo. "En mi experiencia, el Poder Ejecutivo nunca se metió conmigo". Y sumó: "Yo siempre trabajé con tranquilidad. Si vos te dejás presionar, quizá te presionan. El ejercicio de la independencia lo hace cada magistrado".

Asimismo, habló sobre si tiene o no relación con Daniel Angelici, José Torello, o “Pepin” Rodríguez Simón, señalados como operadores judiciales de Macri. "No. Ni siquiera los conozco a los últimos dos. Eso no existe conmigo", lanzó.

En esta nota