La abogada de Pedro Etchebest, denunciante original de Marcelo D’Alessio y el fiscal Carlos Stornelli, presentó un escrito donde plantea las contradicciones del fiscal de Dolores Juan Pablo Curi, que pidió que la causa se mude a Comodoro Py. Además, Natalia Salvo le reclamó, en base a los propios dictámenes del fiscal, que defina si imputa al presidente Mauricio Macri y a funcionarios de inteligencia.

El escrito de la abogada Natalia Salvo, al que accedió El Destape, llama la atención sobre “las innumerables hipótesis que postula el fiscal, algunas de ellas hasta contradictorias entre sí” y le pide un “sinceramiento del objeto procesal”, es decir, que, a quienes y por qué los imputa. En concreto, Salvo reclama que el fiscal Curi “amplíe el objeto procesal e incluya o no en las imputaciones al Presidente de la Nación, los titulares del Sistema Nacional de Inteligencia, Ministerios y/o embajadas presuntamente involucradas, o cualquier otro organismo nacional o internacional que considere y delimite en principio los funcionarios y calificación provisoria que les cabría”.

El fundamento de este pedido, según consigna el escrito presentado este mediodía en el Juzgado Federal de Dolores, son los propios dictámenes del fiscal Curi, donde en un principio impulsó la investigación pero luego, cuando la onda expansiva llegó hasta su colega Stornelli y el juez Ramos Padilla lo citó a indagatoria, cambió su postura y pidió que la causa se mude a Comodoro Py. Es decir, tomó la línea de Stornelli, D’Alessio y el Gobierno.

Cuando el fiscal Curi tuvo que argumentar por el cambio de sede de la causa, afirmó que “de haberse concretado tareas de contrainteligencia (…) tales actividades se desarrollaron fuera de la ciscunscripción sobre la que VS ejerce jurisdicción, más aún si se tiene presente que podrían haberse utilizado instrumentos de hardware y software en poder de alguna agencia estatal de inteligencia lo que permitiría presumir aunque no así afirmar que tales datos podrían haber sido obtenidos a partir de la connivencia con alguna persona asociada a la AFI (con sede central en CABA u otro organismo de inteligencia de esa índole)”. Este planteo del fiscal Curi no fue acompañado, según plantea la abogada Salvo, de una imputación a los responsables de la AFI, desde Gustavo Arribas y Silvia Majdalani hasta su jefe directo, que es el mismo Presidente.

Si el argumento para mudar a Comodoro Py la causa es que intervino la casa de los espías, el fiscal Curi tendría que incluir a Macri, Arribas y Majdalani en la oscura trama de operaciones de espionaje e inteligencia ilegales. “Es manifiestamente errado y sugestivamente tendencioso afirmar, sugerir, o dar a entender que VS (el juez Ramos Padilla) no es competente con hipótesis tan vagas como contradictorias”, plantea la abogada Salvo.

En esta nota