EL DESTAPE | Bonadio contra Alberto Suscribite

X

El juez Alejo Ramos Padilla tiene una nueva línea de investigación: la realización de maniobras de lavado de dinero por montos millonarios por parte del espía ilegal Marcelo D’Alessio, el ex comisario Ricardo Bogoliuk y, al menos, dos personas más. La punta surge de un grupo Whatsapp que los investigadores encontraron en uno de los celulares de D’Alessio, donde intercambiaban mensajes referidos a movimientos de dinero a un banco offshore en Islas Comores.

Embed

“De la lectura del contenido del intercambio plasmado en el chat surge que este grupo habría obtenido -aproximadamente en el mes de marzo de 2018- una licencia para efectuar operaciones offshore utilizando como base para ello una filial del Foreign Forance Bank en Anoujan, Islas Comores”, dice la resolución de Ramos Padilla.

Islas Comores es una ex colonia francesa, independizada en la década del 70. El Foreign Forance Bank, según su propia web, “obtuvo una licencia bancaria de Anjouan Offshore Finance Authority (Unión de Comoras) para operar como Banco comercial internacional extraterritorial”. Extraterritorial es otra denominación de offshores, es decir, como una guarida fiscal. Anjouan es una de las tres islas que conforman el archipiélago de Comores.

LEER MÁS: El cuaderno de las coimas es de D'Alessio y complica a Stornelli

En concreto, se investiga un grupo de Whatsapp que apareció en uno de los celulares de D’Alessio. El grupo se llama “Buenos Aires” y participaban D’Alessio, el ex comisario Bogoliuk y dos usuarios que el juez identificó como Pablo B. y Marcelo G. El administrador del grupo era Bogoliuk.

Pablo B. es Pablo Bloise, socio de Tayrona Energy Company. Según su página de Linkedin, es director de la multinacional AJ Global, dedicada al comercio internacional, y de Tiempo Total Business Development.

En los intercambios que el juez incluyó en su resolución da la impresión que hay una división de tareas. D’Alessio, como en los demás casos, opera como el impulsor de las acciones. “Si sobre cada 100 millones, a mi me deja medio millón de dólares, es una pequeña fortuna en el corto plazo. Perdón mi sinceridad”, escribió D’Alessio en medio de un mensaje donde hablaba de las comisiones que se quedarían. Bogoliuk, según el juez Ramos Padilla, “es quien se preocupa por el cuidado de la relación con los clientes”. Pablo Bloise parece ser el que da las instrucciones sobre como realizar las transacciones.

La linea de investigación que sigue el juez es la siguiente: “Esta información permite identificar como hipótesis posible de investigación que el objetivo de este grupo podría resultar ser la realización de movimientos de millonarios montos de dinero a nivel internacional mediante transacciones no registradas en el sistema bancario, con el fin de cobrar una comisión porcentual”

En el grupo figuran 61 archivos adjuntos y una última actividad del 11 de diciembre de 2018. “A lo largo de las conversaciones mantenidas durante las operaciones, podemos conocer información sobre la operatoria, intermediarios intervinientes, información requerida y cuáles son los escollos con los que se van encontrando y las tensiones que se generan entre los integrantes del grupo ante las demoras o sucesos inesperados”, detalló el juez, que pidió intervención de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) para que analice la información.

LEER MÁS: Los vínculos de D'Alessio con el Triple Crimen de General Rodríguez

En esta nota