Con datos proporcionados por el periodista de Clarín, Daniel Santoro, el extorsionador Marcelo D'Alessio informó a la SIDE que Romina Manguel trabaja para el operador judicial Javier Fernández. Así se desprendió del informe conocido como "Operación Fantino", secuestrado por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el allanamiento al domicilio del falso abogado.

Fernández es Auditor General de la Nación y un histórico operador judicial, siempre oficialista. Según el informe de inteligencia confeccionado por D'Alessio para el ex SIDE Ricardo Bogoliuk, con datos de Santoro, Manguel respondería a él, algo que la periodista desmintió en su declaración ante Ramos Padilla.

Al respecto, Manguel aclaró: "Ese informe dice que soy empleada de una persona que no es cierto, es una chicana", sin mencionar nunca al operador Javier Fernández. "Trabajo en Animales Sueltos desde hace tres años y las otras personas que se mencionan como Daniel Santoro y Alejandro Fantino comparten el programa conmigo", continuó en su declaración en el tribunal de Dolores.

Como reveló El Destape, según el juez federal de Dolores, el periodista de Clarín investigó a sus compañeros de trabajo de Animales Sueltos y le pasó esa información al falso abogado, que confeccionó un informe de inteligencia que derivó al ex SIDE, Bogoliuk.

LEER MÁS: Santoro habló con Fantino y Manguel por el espionaje ilegal que hizo

El informe de inteligencia contra Fantino fue motivado por una reunión entre el conductor de Animales Sueltos y Cristina Kirchner. Según el documento secuestrado en el domicilio de D'Alessio, el periodista aseguró que Manguel "hizo de puente para que Javier le siente a Cristina al propio Ale (Fantino)". Así se configuró la reunión entre el conductor y la ex Presidenta, quienes "estuvieron 4 horas reunidos y le lavaron la cabeza a este pelotudo. No lo puedo creer, Marce", tal como reveló Noticias.

Después del encuentro con CFK, Fantino "empezó el pelotudo a hablar que en este país hay presos políticos y no se qué huevadas más".