Tras las revelaciones sobre el fiscal Carlos Stornelli en el marco de la causa de las fotocopias, el nerviosismo en el periodismo oficialista no para. En esta ocasión, al diario Clarín le jugó una mala pasada la enorme cantidad de irregularidades alrededor del caso y dejó expuesto al poder judicial.

En la habitual columna editorial "Del editor al lector" que publica el matutino, el periodista Ricardo Roa tuvo un fallido que puso en evidencia el relato del Gobierno. En uno de los párrafos, el editor confesó que la causa de las fotocopias que maneja el juez Bonadio, denominada "cuadernos" por sus impulsores, es “una operación”.

alberto fernandez clarin.jpg

LEER MÁS: La industria maderera sufre una crisis "sin precedentes"

Concretamente, Roa afirmó que la denuncia contra Stornelli "apunta a descalificar la operación que más les preocupa y a la que más temen, la de los cuadernos, en la que cada vez hay más arrepentidos". Además, el artículo intenta despegar al personaje al que van a intentar inculpar por la extorsión y las coimas: el intermediario Marcelo D'Alessio.

El columnista lo menciona como "un abogado trucho y fabulador" que "se vende como especialista en seguridad". Curiosamente D'Alessio publicó su última columna en el mismo medio que ahora lo denosta, bajo el título: "Inseguridad: el consumo de drogas, detrás".

En esta nota