En una resolución, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, hizo lugar a un pedido del fiscal Juan Pablo Curi para entrevistar al ex SIDE Hugo Rolando Barreiro como arrepentido en la causa que investiga una red de espionaje ilegal que tiene como protagonistas a Marcelo D'Alessio y el fiscal Carlos Stornelli.

El magistrado resolvió hacer lugar al pedido de Curi para entrevistar al ex espía el próximo 14 de mayo a las 14 bajo los términos del artículo 41 ter del Código Penal. Según éste, "las escalas penales podrán reducirse a las de la tentativa respecto de los partícipes o autores (...) cuando durante la sustanciación del proceso del que sean parte, brinden información o datos precisos, comprobables y verosímiles". O sea, la figura de arrepentido.

Embed

Para obtener este beneficio "será necesario que los datos o información aportada contribuyan a evitar o impedir el comienzo, la permanencia o consumación de un delito; esclarecer el hecho objeto de investigación u otros conexos; revelar la identidad o el paradero de autores, coautores, instigadores o partícipes de estos hechos investigados o de otros conexos; proporcionar datos suficientes que permitan un significativo avance de la investigación o el paradero de víctimas privadas de su libertad; averiguar el destino de los instrumentos, bienes, efectos, productos o ganancias del delito; o indicar las fuentes de financiamiento de organizaciones criminales involucradas en la comisión de los delitos" previstos en el mencionado artículo.

LEER MÁS: Causa D'Alessio: rocesaron a Bidone y otros acusados por extorsión

Para concretar tal entrevista, se le pidió "al Servicio Penitenciario Federal (Complejo Penitenciario Federal nº II y Dirección de Traslados) que deberá arbitrar los medios necesarios para proceder al traslado" de Barreiro para poder presentarse ante la fiscalía de Dolores.

El ex agente de la SIDE se entregó a fines de marzo ante el juzgado de Comodoro Py acusado de ser el enlace entre el extorsionador D'Alessio con el fiscal del triple crimen de General Rodríguez, Juan Ignacio Bidone, imputado en la causa. En ese momento, habría solicitado acogerse a la figura del arrepentido ante el fiscal de Dolores, Curie.

Barreiro aparece en el teléfono de D'Alessio como "Rolo de la DEA" y se desempeñó en la casa de inteligencia desde abril de 2002 hasta mayo de 2016, según consta en los registros de la agencia, y reportaba en el organismo en el área de Contrainteligencia, en las sedes de Ezeiza y Miami.