En el marco de la causa que investiga una red de espionaje ilegal, la diputada Nilda Garré denunció que fue víctima de una operación de este nivel a propósito de una denuncia de la legisladora de la Coalición Cívica, Paula Olivetto, basada en una "noticia falsa" realizada por el periodista de Clarín, Daniel Santoro, en la cual se le adjudicaron a ella y Máximo Kirchner una cuenta en Estados Unidos y otra en las islas Caimán.

"He sido víctima de una operación semejante con la intervención de los aquí investigados, a propósito de una denuncia de la diputada Paula Olivetto basada en la difusión que hiciera el periodista Daniel Santoro en el diario Clarín de una noticia falsa", manifestó en una denuncia presentada ante el juzgado federal de Dolores a la que accedió El Destape.

Embed

La diputada reseñó que fueron "más de tres años de una esforzada investigación judicial fueron necesarios para que quedara ‘desvanecida’ la noticia falsa" - que buscó "incidir en la campaña presidencial del año 2015"-. Garré manifestó que, a ella y a Máximo, se los acusó "falsamente de ser titulares de cuentas en el exterior y sociedades extranjeras con connotaciones gravemente delictivas" pero fueron sobreseídos juez federal Marcelo Martínez De Giorgi en noviembre del año pasado.

Maximo cuentas.jpg

Como consignó El Destape, el artículo que dio origen a la causa, publicado por Clarín en marzo de 2015 en plena campaña electoral, informaba que Máximo Kirchner y Nilda Garré controlaban una cuenta en el Banco Felton de EEUU con 61 millones de dólares y otra en el Morval Bank de las Islas Caimán, que habría llegado a tener 19.845.300 dólares.

En sus fundamentos, Martínez de Giorgi justifica el sobreseimiento aduciendo que "los hechos investigados no se cometieron, declarando que la formación del proceso no afecta el buen nombre y honor del que hubiere gozado".

LEER MÁS: La Cámara de Mar del Plata ratificó a Alejo Ramos Padilla