El teatro de verano en Mar del Plata, "en recuperación y diversidad"

10 de enero, 2023 | 10.57

La temporada teatral veraniega 2023 en Mar del Plata, algo aletargada por el furor mundialista y las fiestas de fin de año que cayeron en fines de semana, exhibe “la recuperación de su audiencia prepandémica de la mano de una programación diversa y horizontal”, arriesga el productor Carlos Rottemberg, que este año cumple 45 años ininterrumpidos de actividad en la ciudad balnearia.

En comunicación con Télam y a raíz de su tradicional primer balance del arranque de la siempre profusa cartelera de espectáculos en La Feliz, Rottemberg destaca que “este año y como cada tanto, se produce una programación, llamémosle así, horizontal que termina dando un reparto a más jugadores y esto es bueno para el teatro”.

“La polarización no sirve. Cuando tenés una compañía que arrasa aspira a las otras boleterías, pero cuando en cambio hay unas cuantas opciones que se reparten el interés del público, se abre un abanico de precios y de expectativas que es muy bueno para la profesión porque suma más comensales a la mesa", reflexiona quien además es titular de la Asociación Argentina de Empresarios/as Teatrales y Musicales (Aadet).

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Rottemberg, quien ofrece siete títulos en este verano, subraya el carácter de la oferta teatral que “con respecto a los contenidos sigue siendo tan amplia como siempre, incluso en pandemia".

Y en esa paleta incluye "al vigoroso teatro independiente de Mar del Plata": "Cada año es más fuerte en relación a lo que pasaba cuando comencé a venir como productor y que –resalta- se sostiene más allá de la temporada estival”.

La nota de análisis del comienzo de la actividad escénica en Mardel lleva a que Rottemberg indique que “esta temporada hay que compararla con la del 2020, que fue un 18% mejor en cantidad de público que la de 2019”.

"La primera semana de enero muestra una paridad en audiencia con aquella de 2020, sin embargo la proyección indica que estará más próxima a la de 2019 por un factor clave: en esta temporada se perderá una quincena. Y ya perdió una semana por el atraso provocado por la atención puesta en el Mundial y por coincidir las fiestas de fin de año en sábados -sin funciones en los teatros- justamente en el día de mayor convocatoria”, desmenuza.

Capaz de mirar más lejos por su vasto conocimiento en la materia, el teatrista apunta que "otra semana será menos potente en el final de febrero, ya que el fin de semana largo de Carnaval será más temprano, el lunes 20, por lo que la temporada más alta de 2023 finalizará adelantada a ese fin de semana extra largo".

Consultado por esta agencia acerca del valor de las localidades en medio del proceso inflacionario, Rottemberg señala: "Los valores de las entradas los seguimos midiendo con mucho cuidado sabiendo que tenemos que seguir produciendo, pero a su vez no provocar el alejamiento de muchos bolsillos".

"En precios relativos –aporta- la entrada al teatro no es cara comparada en el mundo con otros insumos, pero de cualquier manera sabemos que ir a un espectáculo sigue siendo una actividad suntuaria para algunas personas y una actividad digamos muy accesible para otra porción de la población”.

Rottemberg arriesga que esa asimetría “tiene que ver con que vivimos dos Argentinas: la Argentina que sigue consumiendo y se nota en algunos rubros, por ejemplo, espectáculos y gastronomía, y otra Argentina que obviamente no llega a esos lugares por no tener satisfechas sus necesidades básicas".

También con el foco puesto en lo económico, Juan Alzúa, productor del Teatro Corrientes, donde se ofrece “Argentina, la Revista” (encabezada por Nito Artaza y Luis Albinoni), postula que “esta temporada va a dejar marcado algo que se venía viendo en los últimos años y es la consolidación del circuito de teatro popular con espectáculos familiares y accesibles”.

En diálogo con Télam, Alzúa enumera que "teatros como La Campana, El Ángel, el Victoria, el Olimpia, el Santa Fe, el Carreras, la nueva sala del Teatro San Martín o el Centro Cultural del Mar, hacen que Mar del Plata tenga una reformulación de la actividad que permite que familias enteras puedan volcarse a ver espectáculos de calidad, familiares y económicamente accesibles".

El productor local insiste: “Como el bolsillo del argentino está pasando un momento muy difícil, nuestra forma de acompañar es con entradas populares y con algunas promociones familiares que permitan seguir disfrutando de esto tan importante que hace de Mar del Plata la capital del teatro”.

En una línea similar, el productor y director Carlos "Petón" Vinciguerra, propietario del Teatro Victoria, consigna a Télam que para él y su equipo “la temporada arrancó de manera muy positiva tanto en espectáculos para adultos como para las infancias” y que esperaba "continuar así todo el verano".

En tanto, Leo Cifeli, productor de "Drácula, el musical", que despide los festejos por el 30mo. aniversario de su estreno, relata a esta agencia que empezaron “el 22 de diciembre con público netamente local” y coincide con la lectura de Rottemberg de que “la temporada se retrasó por el Mundial y las fiestas".

"Pero al día de hoy estamos conformes de haber traído a Mar del Plata esta gran producción y creemos que vamos a terminar la temporada satisfactoriamente", concluye uno de los impulsores del espectáculo creado por Pepe Cibrián Campoy y Ángel Mahler.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►