La Sala I de Lomás de Zamora decidió liberar al relacionista público Leonardo Cohen Arazi, el árbito Martín Busto y el representante Alberto Ponte, acusados en la causa de abuso de menores en Independiente. Además, la Justicia cambió la caratula a corrupción de menores.

La Cámara de Apelaciones de la Provincia de Buenos Aires ordenó revocar las prisiones preventivas de los acusados, que estaban detenidos desde marzo. La denuncia fue por la existencia de una supuesta red que captaba a fubtolistas menores del club Independiente para que tuvieran sexo a cambio de dinero.

A través del cambio de figura, que pasó de abuso de menores a corrupción de menores, los detenidos podrán acceder a la libertad, aunque permanecerán en la investigación. Para la fiscal de Avellaneda, María Soledad Garibaldi, Cohen Arazi, de fuertes contactos con el mundo del espectáculo, funcionaba como intermediario entre las víctimas y el mundo de los famosos. Su teléfono aparece agendado en los celulares de los menores.

"Es un fallo insólito. Resulta que para la Cámara no hubo abuso, sino promoción de la prostitución. Lo primero que surge es que desde la fiscalía se buscará plantear el recurso de apelación ante Casación", manifestó a Clarín Julio Conte Grand, jefe de los fiscales.

Tras la decisión de la justicia, quedan quedan tres detenidos acusados de abuso sexual con agravantes. Se trata del organizador de torneos de fútbol Alejandro Dal Cin, el representante de futbolistas Juan Manuel Díaz Vallone y el estudiante Silvio Fleytas.