Hace más de dos años que la legendaria banda de rock argentinos Viejas Locas no pisaba un escenario. La tan esperada vuelta no resultó como esperaban sus fans ya que el líder de la banda, Cristian “Pity” Álvarez, no se presentó a tocar y sus fans cundieron en bronca.

El club Argentinos del Norte, en Tucumán, se había preparado para lo que sería la gran vuelta de Viejas Locas, pero todo salió mal. Las puertas se abrieron a las 19hs, pero para las 23, el escenario seguía a oscuras y la banda sin aparecer.

Embed

Pasada la una de la mañana, a través de un video que se proyectó en la pantalla del escenario, Pity le habló a sus fans. “Les habla el Doctor Álvarez para todo Tucumán”, arrancó y completó: “Chicos, tuve un gravísimo problema. Así se los puedo contar en un ratito, puedo llegar en una hora y media, estoy en Buenos Aires yéndome en un avión privado”.

Embed

Después de cinco horas, Pity llegó al estadio y se encerró en el camarín. No quería salir y lo tuvieron que convencer para que saliera a dar la cara. Cuando apareció en el escenario, el público lo silbó, insultó y le tiraron botellazos.

El público furioso expresó su bronca y un grupo incendió el sector del escenario donde se operan las luces y el sonido de los shows. Otros tomaron el escenario, robaron instrumentos e insultaron a los técnicos.

Embed

En esta nota