#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X
Los próximos días pueden ser decisivos para el devenir de la causa que generó un impacto mundial: el escándalo de corupción en la FIFA. Ya llegó a la Argentina el pedido de extradición para los tres argentinos involucrados y ahora el juez federal Martínez Di Giorgi, que dio curso a su captura, tendrá que analizar si los envía o no al país del Norte para ser juzgado por lavado de dinero y coimas.

El juez Di Giorgi explicó en una entrevista radial qué ocurrirá con Alejandro Burzaco, CEO de Torneos, Hugo y Mariano Jinkis una vez que estos se presenten a la Justicia o sean capturados.

Por Radio Mitre, el magistrado que recibió en su juzgado el pedido de Interpol enumeró los pasos a seguir:

-Primero, en nuestro país no se investiga la cuestión de fondo; esto es, si hubo o no coimas para conseguir suculentos contratos con la FIFA y las entidades que la componen. Lo que se revisa es si el hecho denunciado constituye delito tanto en Estados Unidos como en Argentina.

-Luego, se revisa si tiene un mínimo de pena para poder acceder a la extradición, que debería ser de al menos un año, requisito que en este caso se cumple con creces. También se revisa que no esté prevista la pena de muerte y que el delito no se halle prescripto.

-Una vez que las personas son detenidas, se realiza primera audiencia y se les consulta si acceden ir a Estados Unidos a ser juzgados.

-Si acceden, los Estados Unidos envían una comisión y "en menos de una semana" los trasladan a aquel país.

-Si finalmente no están de acuerdo en viajar, se inicia un juicio de extradicción, en el cual se le solicita a EE.UU. que mande los antecedentes. Allí, se abre una etapa de prueba de 30 días aproximadamente, para que la defensa pueda formular las pruebas.

-Por último, se fija fecha de audiencia, que es el juicio de extradición en el cual se decide si se los envía o no.