La imagen de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, no deja de descender luego de la investigación de los aportantes truchos que reveló El Destape. Así lo demuestra el estudio "Análisis sociopolítico de la coyuntura argentina", realizada por la consultora Ipsos, que revela los niveles más bajos desde que la ex vicejefa del gobierno porteño asumió en La Plata.

En relación a la visión de los encuestados sobre los principales dirigentes, María Eugenia Vidal, quien siempre se caracterizó por tener una imagen positiva, ve en crecimiento su imagen negativa. El 44 % la ve con buenos ojos, mientras el 43 % tiene una mirada que rechaza su persona.

En el caso del Presidente esa situación se profundiza: 38 % de imagen positiva contra el 55 % negativa. En el caso de la senadora Cristina Kirchner, la imagen negativa se ubica en torno al 63 % y la positiva en el 31 %.

Embed

Encuesta Ipsos by gino on Scribd

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal son los casos que más profundizaron las miradas negativas. El Presidente tenía en el 4º trimestre de 2016 37 % de imagen negativa y 54 % de positiva.

En el caso de la gobernadora, la reciente denuncia de aportantes truchos afectó su imagen: Mientras en el primer trimestre de 2018 tenía 30 % de imagen negativa y 58 % positiva, hoy se ubica en un 43 % negativa y un 44 % positiva.

Por último, en relación a la aprobación de gestión del presidente Mauricio Macri, el 52 % de los encuestados expresó que desaprueba la gestión, mientras que un 38 % la aprueba. En noviembre de 2017 la aprobación se ubicaba en torno al 57 %, muy lejos de los números actuales. Los puntos que generan más insatisfacción son la política de seguridad, la impositiva, la justicia, el empleo y la economía.

Embed