Científicos descubrieron nada más ni nada menos que un millón y medio de pingüinos, en lo que es la colonia más grande del mundo de estos animales. Se trata de una de las especies más tiernas, llamada Adelia: son pequeños, llegan a medir hasta 70 centímetros y sus cabezas son completamente negras.

Nadie pensaba que en aquel sector del extremo norte de la Antártida pudiera existir vida. Sin embargo, a raíz de un rastro de excrementos de ave encontrados en 2014 en los islotes Peligro o Danger a través de una imagen satelital se comenzó a pensar lo contrario.

pinguinos

Las islas recibieron su nombre por las peligrosas aguas que las rodean, sumado a la lejanía en la que se encuentran y su difícil acceso. Pero estos pingüinos demostraron ser más fuertes, e, incluso, conquistaron el área.

Los científicos hicieron el increíble descubrimiento al emprender varias expediciones luego de avistar los rastros de excremento, y cada vez fueron encontrando más y más pingüinos. Con la ayuda de un dron lograron dimensionar el tamaño de la colonia, a través de fotos de 2 y 3 dimensiones.

LEÉ MÁS: LOS PINGÜINOS MÁS TIERNOS, FASCINADOS POR UN YO-YO

En esta nota