El retiro de dólares del sistema financiero por parte de los ahorristas se profundizó con la corrida cambiaria. Según los propios datos que da el Banco Central, salieron entre el 27 de agosto y el 3 de septiembre más de 700 millones de dólares.

De acuerdo al informe monetario diario, los depósitos en dólares pertenecientes al sector privado alcanzaban los U$S28.580 millones el lunes 27 de agosto. Una semana exacta después, el lunes 3 de septiembre (último dato disponible), ese monto descendía a los U$S27.856 millones. Unos 724 millones de dólares menos en cinco días hábiles.

Este monto representa una caída del 2,5% en una semana, en momentos en los que la divisa norteamericana pegó un fuerte saltó y se escapó de los 30 a los casi 40 pesos.

En un primer momento, los ahorristas pasaron de tener sus depósitos en pesos a hacerlo en dólares, pero dentro del sistema financiero. Ahora, comenzó un goteo de de dinero hacia afuera de los bancos, en momentos en donde la economía macrista tiene su mayor momento de incertidumbre.

Embed

Mientras tanto, el dólar mantiene dos días de calma pero a costa de una pérdida constante de reservas. Entre el lunes 3 y el miércoles 6 de septiembre, el Banco Central perdió más de 1.600 millones de dólares, pasando de U$S52.661 millones a U$S51.052. En el período analizado en el informe monetario del Central, la caída de las reservas fue de 2.765 millones.