En el marco de la misa por San Cayetano, el sacerdote Roberto Quiroga recibió a los despedidos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en el santuario de Liniers al patrono del pan y trabajo San Cayetano y advirtió: “A Dios rogando y al mazo dando”.

“Rogar a Dios pero tenemos que acompañarlo con la lucha, el trabajo, el ejemplo”, aseveró el sacerdote que bajó del altar para acercarse a los peregrinos presentes entre ellos los despedidos y trabajadores del INTI.

“Tenemos que pedir por la reconversión de los empresarios y políticos que son responsables de dar trabajo”

LEÉ MÁS: Francisco pidió crear "oportunidades de trabajo digno"

Y remarcó: “Tenemos que pedir por la reconversión de los empresarios y políticos que son responsables de dar trabajo”.

"A todos los peregrinos no le quedan dudas que Jorge Bergoglio es recordado como“peregrino y amigo de los trabajadores”

En varios puntos de su discurso, Quiroga citó las palabras del Papa Francisco y reiteró que “el trabajo no es una mercancía, es la dignidad de un pueblo”.

No es la primera vez que la Iglesia y el Sumo Pontífice le envían un fuerte mensaje al Gobierno por la cantidad de despidos en el área estatal. La semana pasada, el titular de la Conferencia Episcopal, Monseño Carlos Ojea, recibió a los despedidos del INTI e inmediatamente se comunico con el ministro de Trabajo Jorge Triaca.