En medio de la fuerte crisis que atraviesa el Gobierno, el próximo domingo se realizarán las elecciones a intendente en la ciudad cordobesa de Marcos Juárez, el primer sitio donde radicales y macristas ganaron una elección en unidad, y el oficialista Pedro Dellarossa podría perder su puesto.

Los constantes ataques del gobierno de Mauricio Macri al bolsillo de los trabajadores, el ajuste, las falencias para enderezar el rumbo económico e incluso las nuevas retenciones al campo complicaron la posición de Dellarossa, quien en los meses previos se proyectaba sin problemas hacia la reelección.

Así lo deja en claro la comparación entre la apertura y el cierre de campaña del actual jefe comunal: Inició su campaña en un acto con el diputado Héctor Baldassi y el jefe del bloque radical, Mario Negri. Sin embargo, la terminó con un almuerzo medido junto al jefe de la UCR cordobesa, Ramón Mestre.

De los auspicios de una nueva victoria sin problemas, en el oficialismo ahora se conforman con un "empate técnico", según consignó Clarín. En frente está el peronista Eduardo Foresi, que se ilusiona con llegar al gobierno local de la mano del gobernador cordobés, Juan Schiaretti.

De esta forma, Cambiemos podría perder el control del territorio donde germinó la alianza de gobierno ya que fue allí donde en 2014, Dellarossa fue el primero en conseguir el apoyo del PRO y la UCR para llegar al poder.