Con un país convulsionado, fuerte caída de la economía y el exponencial crecimiento de la canasta básica, Mauricio Macri optó por tomarse un nuevo descanso. El Presidente aprovechó para irse a la Costa Atlántica a pasar el fin de semana para ver el Superclásico relajado, ya que este sábado será la final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

Previo a la confirmación de la "Superfinal", Macri dijo que prefería jugar contra un equipo brasileño porque "es mucha presión (...), teniendo en cuenta que además soy presidente, ya tengo un estrés por mi trabajo, agregarle el estrés de una final… Yo prefiero, entre una final entre Boca y River, prefería una entre un argentino y un brasileño".

LEER MÁS: Sin querer, Marcelo Bonelli confesó el peor dato para Macri

Por eso, decidió cumplir y relajarse antes del partido y esta tarde partió rumbo a Chapadmalal, donde está la residencia presidencial, y permanecerá allí hasta el domingo.

Según fuentes oficiales, Macri no tiene actividades formales en ese distrito costero ya que sólo descansará y verá el partido para regresar a la Capital Federal el domingo a la tarde.

LEER MÁS: Se burlan de las vacaciones de Macri en la novela más vista de Telefe