El nuevo protocolo de seguridad impulsado por la ministra Patricia Bullrich generó polémica, entre otras cuestiones, por la capacidad de los agentes para tener la potestad de usar su arma de fuego con mayor libertad.

En este marco, en el entrenamiento de la Policía Federal en Lanús, un efectivo de la policía federal fue herido por una compañera durante un entrenamiento por accidente y aumentó la polémica.

El episodio fue protagonizada por la agente Sandra Noemí Caballero, quien estaba haciendo un ejercicio de intersección de automóviles, cuando se le escapó un tiro y lo recibió el sargento Daniel Herrera en el tórax.

Fue trasladado al Hospital Vecinal de Lanús, donde está con pronóstico reservado y está grave. La última información fue que estaba siendo intervenido quirúrgicamente.

En esta nota