Como metáfora inigualable de la nueva fiesta de los ricos argentinos en la era Macri, un millonario local se compró un "adorno" para su casa de USD 2 millones. Es el piloto y coleccionista Pablo Pérez Companc, hijo menor del magnate Gregorio Pérez Companc, una de las familias más ricas del país

Pérez Companc colgó su auto favorito en el living de su casa. El lugar está situado en un departamento de Miami.

El vehículo es un Pagani Zonda Revolución (se fabricaron sólo cinco ejemplares de este auto creado por el argentino Horacio Pagani en Italia). Es un vehículo realizado sólo para usarlo en pista. No está homologado para la calle y cada uno costó 2.2 millones de euros, según informó el sitio especializado Autoblog.

Pérez Companc es una de las familias del "establishment" argentino. Actualmente, tiene su capital invertido principalmente en el área alimenticia, ya que es dueña de famosas marcas como Molinos, La Paulina, Nobleza Gaucha, Matarazzo, aceite Cocinero y Good Mark, entre otras. Según el INDEC, la canasta básica alimentaria aumentó un 22,3% en los últimos 12 meses.

Embed
1
2
3
4

En esta nota