En plena crisis económica y con una reelección de Mauricio Macri que no está asegurada, el oficialismo porteño logró aprobar en la Legislatura el primer Código Electoral para la Ciudad de Buenos Aires, que permitirá, entre otras cosas, unificar los comicios locales con los nacionales.

El proyecto, elaborado por el Ejecutivo de la Capital Federal, fue sancionado durante la sesión de este jueves con 49 votos a favor y 5 en contra. Así, Rodríguez Larreta puede ayudar a Macri desde la Ciudad, el bastión electoral del PRO, Cambiemos pueda ganar en 2019.

LEER MÁS: Moyano amenazó con un paro si no hay acuerdo paritario

La ley plantea una serie de normas electorales, algunas de las cuales se podrán aplicar inmediatamente y otras se comenzarán a implementar a partir de los comicios del 2021.

Una de las modificaciones que se introduce es la potestad para el jefe de Gobierno de decidir la fecha en la que se va votar para autoridades locales. Con los cambios aprobados, este proceso podrá realizarse de manera conjunta con las elecciones nacionales, algo que hasta el momento estaba prohibido.

De esta manera, el actual mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, podrá compartir boleta en el 2019 con el presidente Mauricio Macri, si es que ambos deciden postularse para ser reelectos en sus respectivos cargos.

En principio, esto beneficiaría al oficialismo, que podría arrastrar los votos de uno y otro candidato, pero también le da una herramienta a los futuros Gobiernos, sin importar el color político.

De hecho, la iniciativa logró ser sancionada gracias a un acuerdo entre el bloque de Vamos Juntos y el kirchnerismo, al que también se sumaron algunos espacios más chicos.

En cambio, el radicalismo porteño, que en el recinto está representado por el frente Evolución, liderado a nivel nacional Martín Lousteau, votó en contra de la medida.