La industria se desplomó 8,1% en junio contra mismo mes de 2017, el peor dato económico tras la merma de la actividad de 5,8% de mayo. El descenso no fue casual, sino que la producción fabril viene en picada desde la asunción de Mauricio Macri: se derrumbó 8,3% en los últimos dos años.

En junio, la refinación de petróleo sufrió la peor disminución interanual (-19,9%), seguida por la automotriz (11,8%), el caucho y plástico (11,1%) y la metalmecánica (10,9).

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Con esto se profundizaron las cifras de alerta de la industria en los últimos dos años. En la comparación de junio contra mismo período de 2016, el sector cayó 8,3%, como apunta un reporte de Radar.

Once de los doce bloques fabriles tuvieron una variación negativa en esta etapa. El sector automotriz digirió una baja del 19,9%, junto con la refinación de petróleo con el 19,4%. Detrás se ubicó la manufactura de productos textiles (13,1%), el tabaco (11,9%), los químicos (10,9%), los alimentos y bebidas (8,6%) y la edición e impresión (7%). También descendieron los metales básicos (3,4%), la metalmecánica (2%), el caucho y plástico (1,8%) y el papel y cartón (1,1%). Sólo mejoró la minería no metálica (3,2%).

Martín Alfie, economista jefe de la consultora, explicó que en junio “se sintió el impacto de la caída del consumo, a raíz de la pérdida del salario real”. Impactó a su vez la sequía en los alimentos y agroquímicos, a la par de la construcción, que dejó de ser un motor y comenzó una merma.

“En 2017 hubo un rebote en la actividad fabril por la construcción y la maquinaria agrícola, pero no se terminó de recuperar de la caída que sufrió en 2016, por eso la caída acumulada fue tan grande”, analizó. Pronosticó que hasta mayo el problema de la actividad económica fue la sequía, mientras que ahora en junio “vamos a ver los efectos de la recesión pura por la baja de la demanda”.

LEER MÁS: Macri sufre la peor caída económica desde su asunción

En esta nota