“En la vida no existen coincidencias”, dice el dicho. Y, en este caso, cobra sentido: un matrimonio chino descubrió que estuvieron exactamente en el mismo lugar, al mismo tiempo, 11 años antes de conocerse, gracias a dos fotos.

En la primer imagen puede verse a la mujer, en ese entonces adolescente, mientras posa frente a un gran monumento en la Plaza del Cuatro de Mayo en Qingdao. Detrás de ella, tres personas están sentadas frente a una pared, y un poco más a la derecha un chico se toma otra foto, parado también delante de la estructura roja.

No quedan lugar a dudas de la identidad del muchacho cuando se observa la segunda foto: es el mismo chico, con la misma pose, frente al mismo monumento y delante de las mismas tres personas que se ven en la anterior imagen.

Embed

El increíble y tierno hallazgo fue hecho por el hombre, casi 20 años después de aquel día de julio del 2000, mientras revisaba fotos viejas en la casa de su pareja. Se conocieron y casaron en 2011, más de una década después de que se tomaran las fotografías, y hoy tienen hijas gemelas.

En diciembre del año pasado, un usuario de Twitter había compartido un descubrimiento similar: en su publicación, asegura que su primo salió de espaldas en la foto familiar de su futura esposa durante un viaje, 7 años de conocerse, en 1985. El lugar es el Pan de Azúcar, en Río de Janeiro.

Embed

En esta nota