Sobre la calle Adolfo Alsina al 400, una puerta solía distinguirse entre el resto: la entrada de la casa del fallecido líder de Sumo, Luca Prodan, era una especie de altar en la que, a lo largo de los años, fanáticos y fanáticas habían dejado mensajes escritos para recordar a su ídolo.

Sin embargo, eso ya no existe más. Andrea Prodan, hermano del cantante, compartió con tristeza que empleados del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires limpiaron la madera de la puerta, tapando todos aquellos recuerdos que estaban marcados, como si se tratara de mero vandalismo.

Embed

Aún así, destacó que se encontró con un fanático de Sumo que pintó sobre la puerta el logo de la banda, que le prestó pintura para escribir una frase: “Luca perdura”. Además, convocó a “graffitear” o hacer un mural en lo que era la casa de su hermano.

Embed

"Es muy emotivo nuestro tembloroso acercamiento, hecho de mutua sorpresa...y admiración", contó, sobre el momento en el que vio al hombre, Javier, pintando la puerta. "Bienvenidos a la Puerta de la Libertad. Todos pongan lo que desean. Lo que sienten. Nada es eterno. Solo el Amor", manifestó Prodan, en un posteo en su cuenta de Facebook.

Embed

LEÉ MÁS: APORTANTES TRUCHOS: VIDAL PIDE INVESTIGAR "QUIÉN FILTRÓ LA INFORMACIÓN"

En esta nota