Desde la rubricación del acuerdo entre el Gobierno y el FMI, la confianza de los inversores en Argentina empeoró. De acuerdo a una consultora internacional, el anuncio del préstamo de U$S 50.000 millones no mejoró la imagen de nuestro país en el mercado internacional.

Un informe de la calificadora de riesgo Fitch Ratings remarcó que "la confianza de los inversores en relación con la deuda de Argentina se ha deteriorado desde junio, cuando el crédito del FMI se puso en marcha. Esto sugiere que el préstamo no ha logrado estabilizar los mercados ni capitalizar los fondos privados, como era su intención".

En ese sentido, la consultora sostuvo que una recesión amenazante y los retos políticos para el ajuste presupuestario plantean riesgos para las perspectivas fiscales y el programa de financiamiento del Gobierno. "Estos factores serán críticos para la evaluación crediticia del soberano por parte de Fitch", afirmó la calificadora estadounidense.

En ese sentido, la agencia de calificación proyectó una caída del 2,5% para la economía de la Argentina en 2018, con una inflación que superará el 40% anual en diciembre. Las condiciones financieras ajustadas, las tasas de interés más altas de la historia (60%), la pérdida de confianza y los salarios reales en erosión afectarán en gran medida al crecimiento.

LEER MÁS: La inflación no da tregua: llegó a casi el 4% en agosto

En esta nota