La tristeza por el asesinato de Ismael Ramirez estuvo opacada por las noticias y fotos falsas que distintos usuarios en las redes sociales viralizaron. Ante semejante muestra de irresponsabilidad, su hermano Daniel Ramirez escribió una desgarradora carta a través del medio "La Garganta Poderosa".

"Tengo mucha bronca, mucha tristeza. No se imaginan lo que se siente haberlo visto morir y encima escuchar tantas mentiras sobre él en los medios, en las redes; que aparezcan fotos de otra persona con un arma, que inventen cualquier cosa para denigrarlo, que omitan su nombre", escribió en la publicación.

Embed

En la carta describe brevemente cómo era su hermano: "era tranquilo, querido por todo el pueblo, no molestaba a nadie. Un pibe bien educado, que de la escuela volvía al barrio e iba a jugar a la pelota con sus amigos, o a las bolitas con los más chiquitos".

"El lunes por la noche fuimos a buscar a mi mamá que había ido a visitar a unos conocidos. De casualidad pasábamos frente al supermercado cuando de repente escuché un tiro. Miré al costado y mi hermano ya estaba tirado. Le hablé y le hablé, pero no me respondía. Los vecinos llamaron a la ambulancia en vano porque la Policía no dejó que pasara. Al llegar al hospital no lo pudieron salvar", fue el relato desgarrador de Daniel del episodio que terminó con la vida de su hermano.

El comunicado también describe la cruda realidad económica en la localidad chaqueña de Roque Saenz Peña: "Resistir se está volviendo muy difícil, porque casi a diario aumenta el precio de la mercadería. Parte de la sociedad, que quizá nunca pasó necesidades, piensa que la gente reclama por gusto. ¡No es así, todo lo contrario! La gente va porque la está pasando muy mal, porque necesita, porque tiene hambre".

"Con mi familia exigimos justicia por Ismael y que metan preso a quien gatilló, para calmar un poco este dolor. Si queremos que esto no se repita, el pueblo debe vivir mejor", finalizó.

En esta nota