El presidente del Tribunal Oral 1 (TOF) de La Plata, Carlos Rozanski, presentó hoy la renuncia a su cargo después de denunciar persecusión política de parte del Consejo del Magistratura.

En una nota enviada al Ministerio de Justicia, el ahora ex magistrado apunta sobre quienes pretenden frenar los juicios acerca de las complicidades civiles con la última dictadura militar.


Rozanski fue acusado de supuesto "maltrato laboral" y había recibido a comienzos de octubre la solidaridad de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, que llegó a presentar dos amicus curiae en su apoyo ante el órgano encargado de la selección y remoción de jueces.

Además, habían expresado su apoyo al magistrado el Premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas y Julián Domínguez, entre otros.