Mónica Frade, la abogada de Elisa Carrió, confesó al aire en una entrevista que las escuchas que recibió la diputada de Cambiemos para realizar la falsa denuncia sobre una supuesta operación de "presos K" contra Carlos Stornelli eran ilegales.

"Elisa Carrió recibe una carpeta con escuchas que hoy se saben, son ilegales", describió el periodista de El Destape Nicolás Lantos. Frente a la afirmación del periodista, la letrada confirmó: "Hoy se saben que son ilegales".

De estas grabaciones surgieron los fundamentos de la denuncia que encabezó la referente del ARI junto a la diputada nacional de la Coalición Cívica, Paula Oliveto, y la dirigente de ese mismo espacio, Mariana Zuvic.

Embed

Entre los acusados por Carrió están la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Eduardo Valdes, Marcelo D’Alessio, los excomisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi y el juez Alejo Ramos Padilla, “quien habría actuado en evidente incompetencia, a efectos de obtener nulidades en las causas de corrupción más emblemáticas”.

Las denuncia de la diputada y los "lilitos" hace referencia a una “conspiración” en la cual “están los K detenidos por su causa y alguno que ayuda desde afuera”. Se trata de “una denuncia basada en ‘anónimos’ y transcripciones de escuchas telefónicas vinculadas al mismo asunto”.

Tanto el juez Luis Rodríguez como Claudio Bonadio avanzaron con las pesquisas, pero este jueves 2 de mayo, Ramos Padilla resolvió rechazar la denuncia. En la misma resolución explicó las razones y expuso el rol de la AFI en estas causas. También afirmó que al haber dos denuncias similares podría tratarse de una maniobra de “forum shopping”.

“En relación con dichas escuchas, la Agencia Federal de Inteligencia informó que ‘se realizaron transcripciones de las escuchas telefónicas vinculadas al objeto de la investigación y las mismas fueron remitidas oportunamente a dicho tribunal junto con la totalidad de los discos compactos con el producido de las intervenciones dispuestas en la referida causa’”, resaltó Ramos Padilla, que analizó el expediente antes de rechazarlo.

Y recordó que D’Alessio “mantenía conversaciones tanto con el Fiscal Stornelli como con Paula Oliveto vinculadas con las actividades que realizaba la asociación ilícita investigada”.

Embed

En esta nota