Tras la renuncia de Ricardo Lorenzetti a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, la diputada por Cambiemos, Elisa Carrió, mostró su felicidad ante la decisión del juez y hasta confesó su colaboración para lograr este desenlace.

"Gracias a Dios por lo que ocurrió. Ya está. Lo vengo denunciando durante y antes del gobierno de Cambiemos. Hace diez años que lo vengo denunciando. Terminó la impunidad y la extorsión", expresó la líder de la Coalición Cívica.

Embed
="position:relative;padding-bottom:56.25%;overflow: hidden;">

La diputada expresó que si bien Lorenzetti continuará en la Corte "no es más presidente, que es el que administra la Corte" y calificó como un "milagro" la decisión porque "no sabía que iba a poder ocurrir". Al ser consultado sobre la influencia de Macri en esta decisión, Carrió dijo no saber si trabajó por la denuncia, pero entre risas confesó que ella sí lo hizo.

Desde enero de 2007 que Lorenzetti ocupaba la presidencia de la Corte Suprema de Justicia. El cambio se haría efectivo el 1 de octubre y su reemplazante será Carlos Rosenkrantz, mientras que Elena Highton de Nolasco será la vicepresidenta.