El 8 de noviembre los ciudadanos de las comunas tucumanas de San Pablo, Los Ralos y Sargento Moya, localidades donde se quemaron urnas en los comicios generales, volverán a votar pero solo elegirán el cargo de los comisionados rurales.

Así lo estableció ayer el gobernador José Alperovich a través de un decreto de convocatoria a los comicios complementarios.

En el Ejecutivo provincial se debatió la posibilidad de que se elijan nuevamente las categorías a legislador y a gobernador, pero finalmente se dejaron de lado esas posibilidades. Sucede que volver a sufragar para para la categoría a gobernador en esas localidades no modificaría el resultado de las elecciones por la cantidad de electores.

Sin embargo, según informa La Gaceta, para el caso de los cargos legislativos, la nueva elección del 8 de noviembre sí podría incidir en la última banca de la nómina de electos en las localidades de San Pablo y Sargento Moya, ubicadas en el oeste de la provincia.