A esta hora todos en Córdoba concuerdan en que el gobernador se llevó más de la mitad de los votos. Un triunfo arrasador de Juan Schiaretti puede mover el tablero nacional. Ahora se transformó en el principal armador de Alternativa Federal. Con ese poder puede presentarse él mismo a presidente o decidir quién es el candidato del espacio.

El sentido común dice que si quiere utilizar el poder que le dio el triunfo debería presentarse en las elecciones y buscar meterse en la segunda vuelta con Cristina. Es posible. Pero sus problemas de salud podrían hacerlo dudar. A la vez, no necesariamente su caudal cordobés se traslade a nivel nacional.

Embed

En la semana se especuló con que apoyaría a Roberto Lavagna: en los próximos días reunirá a varios gobernadores y en ese encuentro el ex ministro de Néstor Kirchner espera ser bendecido. Desde esa nueva fortaleza Alternativa Federal tiene la posibilidad de convocar a parte de la UCR.

En ese escenario crecen las posibilidades de que Sergio Massa se sume a las huestes de Cristina, que lo espera con los brazos abiertos. La ex presidenta cree que con él puede ganar en primera vuelta y lo respeta en la gestión. Massa, sin embargo, sigue afirmando que Cristina no juega y él será el próximo presidente.

Cerca de Vidal piensan que con Cristina fortalecida y Lavagna impulsado por gobernadores y parte de la UCR, Macri, para no salir tercero, se baja.

Así, si este escenario se verifica, merced al triunfo de Schiaretti, en octubre se enfrentarían Cristina, Lavagna y Vidal. La ex presidenta sigue siendo la favorita.