En el búnker de campaña de Córdoba Cambia, el frente electoral armado por la Casa Rosada que lleva de candidato a la gobernación de Córdoba al radical Mario Negri no quieren ni sentir hablar de Elisa Carrió. Pero nadie se anima a decirle que no vuelva más a Córdoba.

Hoy, tras su fugaz regreso a Buenos Aires para participar de la sesión de Diputados, donde fue repudiada por legisladores de toda la oposición por haber reivindicado la muerte del ex gobernador José de la Sota, la líder de la Coalición Cívica y principal socia política del presidente Mauricio Macri regresará a esta provincia para seguir en la campaña de Negri.

“Carrió se equivocó. No estaba en su ánimo ofender. Lo que hay que hacer es pedir disculpas sin ninguna explicación. Cuando salís a explicar llegás tarde”, aseguró Luis Juez en declaraciones a Radio Mitre Córdoba. Su publicista, Miguel Cabrera, fue más lapidario en Twitter.

Embed

Primero estará en Alta Gracia, donde el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza donde declara a Carrió como persona no grata. Negri, por las dudas, ya avisó que no irá a esta ciudad del Gran Córdoba, ubicada a sólo 37 kilómetros al sur de esta Capital. Por la tarde, ambos participarán de un acto en Río Segundo, también en el Gran Córdoba.

Anoche, la Legislatura de Córdoba, con el voto del peronismo, el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y del radical Miguel Nicolás aprobó una declaración de repudio por los dichos de Carrió sobre el ex gobernador fallecido trágicamente el 15 de septiembre pasado: “Vi robarnos y que todo el mundo callara y que yo sea la denunciadora. Gracias a Dios murió De la Sota, porque ahí sabrían qué es una denunciadora. Lo que debemos plantearnos es quién maneja la droga a partir de ahora en Córdoba”; lanzó la diputada de Cambiemos ni bien llegó a la ciudad cordobesa de Cruz del Eje, donde inició una gira de diez días en apoyo a Negri.

La legisladora peronista y dirigente del sindicato gráfico Ilda Bustos fue quien presentó el proyecto de repudio a Carrió, que sólo fue rechazado por la bancada de Cambiemos: “No podemos dejar pasar por alto, ya que constituyen una gravísima infamia que ofende no solo a los familiares y amigos del exgobernador, sino que además hiere el sentimiento de los compañeros peronistas y del pueblo cordobés en su conjunto, el cual eligió democráticamente a De la Sota como su mandatario en tres oportunidades”, señaló la legisladora cordobesa.

Hacemos por Córdoba, la renovada alianza del PJ con el GEN y el Partido Socialista había emitido un comunicado tras las desafortunadas palabras de Carrió: “En nuestra provincia, el respeto, la tolerancia y la convivencia democrática son patrimonio de todos los cordobeses”.

Por su parte el legislador radical Miguel Nicolás, quien también votó a favor del repudio a las expresiones de la líder de la Coalición Cívica, aseguró: “Sin compartir los fundamentos, me adhería al proyecto. La Junta de Acción Política del Comité Provincia de la UCR ya había rechazado esos dichos de la señora Carrió”.

Liliana Montero, legisladora con bloque propio ya había criticado a Carrió a través de Twitter y se sumó al repudio de la Legislatura cordobesa.

Desde Córdoba Cambia, el frente armado por la Casa Rosada cerraron filas y nadie salió públicamente a cuestionar a Carrió. Mientras que desde la UCR que comanda el intendente capitalino Ramón Javier Mestre, cruzaron duro a la jefa de la Coalición Cívica. Incluso, Mestre comparó a Carrió con Herminio Iglesias y Luis Barrionuevo: “Esas declaraciones son un despropósito con los cordobeses y con los demócratas. No queremos más un Herminio Iglesias quemando cajones, o alguien como (Luis) Barrionuevo quemando urnas”.

En la Cámara de Diputados, en medio del repudio opositor a la frase de Carrió, la última pareja de José de la Sota, la diputada Adriana Nazario dijo ayer: “Sus palabras han sido ofensivas, altamente agraviantes y aún más graves, porque difaman a una persona que no se puede defender, que está muerta”. Y agregó: “Además, invocar a Dios y agradecer por su muerte hace que desde ayer a la tarde (por el martes) esté buscando un adjetivo calificativo y no lo pueda encontrar. Es increíble, es increíble”.

Con la campaña desestabilizada por el propio fuego amigo de Carrió, Negri espera que mañana llegue la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y cambie la agenda de medios. Y una semana después, el viernes 3 de mayo también llegará a Córdoba para apoyar a Negri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.