El candidato a jefe de Gobierno porteño por Autodeterminación y Libertad (AyL), Luis Zamora, dijo hoy estar "contento" por haber superado la PASO pero confesó que la alegría se ve empañada por "el caudal electoral" alcanzado por el macrismo en el distrito.

"Es una alegría relativa. No nos satisface que el PRO haya logrado ese caudal electoral y que segundo haya quedado (Martín) Lousteau y tercero el kirchnerismo", marcó el aspirante a la primera magistratura de la Ciudad en diálogo con DyN.

Superada la primera etapa, Zamora señaló que hasta julio "es al pueblo al que nos dirigiremos y vamos a pelear para llegar a sectores más amplios" de la sociedad.

El candidato de izquierda manifestó estar "contento" porque "un sector de la población nos haya acompañado para superar juntos esta traba de la PASO", pese a las limitaciones que tuvo la campaña realizada.

Destacó que el proselitismo que realizó consistió, básicamente, en repartir "volantes en una esquina" porque, afirmó, "nos acotan mucho el acceso a los medios", donde estimó que "las producciones no simpatizan con difundir nuestras ideas".

Pero, a su vez, Zamora calificó de "una inmoralidad" los "recursos fabulosos" que otros partidos destinan a gigantografías y publicidad, lo cual "también me gustaría investigar", indicó.

Sobre sus ejes de campaña, señaló que "nosotros insistimos mucho en medidas concretas para que vayamos a una educación pública igualitaria" y "suprimir subsidios en la escuela privada", que en algunos casos sostuvo que "son empresas".

También, Zamora reseñó que "el tema de la vivienda es un tema dramático en la ciudad de Buenos Aires, no puede haber tantos centenares de miles sin techo", en tanto que en materia de salud advirtió que pintando un hospital "no se resuelven los innumerables problemas que hay en un hospital público".

En materia de transporte, estimó que "tampoco se arregla con un Metrobus y no construyendo los 10 kilómetros de subte que prometió (Mauricio) Macri en 2007".

Por ello, el candidato de AyL dijo que "vamos a seguir insistiendo en la enorme necesidad que la sociedad se involucre" y construya poder "desde las comunas" que, afirmó, que "fueron vaciadas" por el macrismo y los partidos mayoritarios.

Sobre la obtención de recursos, Zamora aseguró que tienen "constatado que los grandes grupos económicos tienen domicilio en la ciudad de Buenos Aires. Ahí la rentabilidad empresaria ha sido formidable y de ahí tienen que salir los recursos para satisfacer las necesidades acuciantes" de vecinos del distrito.

En ese aspecto, el dirigente de izquierda reiteró la necesidad de gravar "la renta de los bancos porque es indignante que no paguen impuesto cuando se le pone Ganancias a un maquinista" y cuestionó que pese a que la Presidenta "se la pasa diciendo que "(los empresarios) se la llevan (la plata) en pala, no toma ninguna medida" para que ello no siga ocurriendo.

Zamora se proclamó como el quinto candidato a las elecciones del 5 de julio, detrás de Horacio Rodríguez Larreta (PRO), Martín Lousteau (ECO), Mariano Recalde (Frente para la Victoria) y Myriam Bregman (FIT), con el 2,03 por ciento de los votos.