Los habitantes de la comuna 9 protagonizarán la primera consulta popular de la Ciudad de Buenos Aires, que se llevará a cabo en simultáneo con las elecciones generales del 5 de julio, porque elegirán el nombre de la unidad que abarca los barrios de Mataderos, Liniers y Parque Avellaneda.

El procedimiento de consulta, que ya fue aprobado por la Junta Comunal y respaldada a principios de junio por unanimidad por el Tribunal Superior de Justicia, propone que la comuna en cuestión se llame "Lisandro de la Torre", en recuerdo del frigorífico que llevaba ese nombre fundado en 1923 en Mataderos y bautizado así por Juan Domingo Perón.

Pero la decisión, esta vez, será popular y quienes elegirán son los propios vecinos. Para la legisladora del Frente para la Victoria María Rosa Muiños, quien respaldó la iniciativa, "que algunos vecinos de la Ciudad puedan hacer uso de una herramienta fundamental para la participación vecinal, como es la consulta popular, no debería sorprendernos porque está contemplado en la Constitución y en la Ley de Comunas".

"Que sea algo novedoso y sin antecedentes es responsabilidad del Gobierno de la Ciudad, que viola una y otra vez la ley y bloquea toda posibilidad de participación y de descentralización del poder", sostuvo.

La consulta estará contemplada en la nueva modalidad de votación con Boleta Única Electrónica, por lo cual en las máquinas destinadas a esta comuna el sistema estará configurado para que aparezca una pantalla adicional con la leyenda: "Apruebo que la actual Comuna 9 pase a denominarse ´Lisandro de la Torre' Sí / No / No Participo de la Consulta".