Pese a que públicamente aclara que sólo se postulará a Presidente si hay "consenso" en el arco opositor, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna ya eligió el lugar que funcionará como su búnker de campaña y en los próximos días se instalará allí.

Según confirmaron allegados al ex funcionario, se trata de un piso de más de 600 metros cuadrados ubicado en un edificio de arquitectura francesa de más de 100 años de antigüedad, situado en el barrio porteño de Retiro, en la calle Paraguay 1132, frente a la Plaza Libertad.

"Es un lugar adecuado para poder recibir y gestionar una campaña tendiente a formar un frente de unidad que tiene que producir consensos", fue la definición utilizada por las fuentes consultadas.

La nueva oficina de Lavagna se ubica en el cuarto piso del edificio construido en 1912 y cuenta con dos niveles: una planta de 410 metros cuadrados y un entrepiso de 210.

Varios despachos, salas de reuniones, áreas de trabajo y recepción con área de espera son algunos de los detalles del futuro búnker del dirigente de origen peronista que apunta al "consenso" para oficializar su postulación en las próximas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto.

Según supo Noticias Argentinas, la mudanza se hará en los próximos días, ya que actualmente se están llevando a cabo todas las tareas de acondicionamiento del lugar en el que Lavagna recibirá a lo largo de la campaña a gobernadores, intendentes, legisladores, dirigentes sindicales y empresarios.

El costo del alquiler rondaría los 10 mil dólares mensuales, es decir, casi 500 mil pesos, según datos del sector inmobiliario.

La mudanza de Lavagna es otro de los gestos del economista hacia una posible candidatura presidencial, a pesar de que todavía evita confirmar su presentación en la contienda electoral por la falta de consenso en el espacio peronista Alternativa Federal.

Allí, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, insisten en definir la candidatura presidencial en las elecciones primarias, mientras que el economista quiere que surja de un acuerdo.

En los últimos días, Lavagna mantuvo una reunión con el bloque de senadores del PJ que lidera Miguel Pichetto, donde le pidieron reconsiderar su postura, pero el ex ministro insiste en que trabaja en lograr "un consenso" dentro del justicialismo, que también incluya a otras fuerzas, como el socialismo y el GEN.

En esta nota