Después de que Elisa Carrió acusara a los dirigentes PRO de haberle soltado la mano a Mario Negri tras la aplastante derrota de las elecciones en Córdoba, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el jefe de Gabinete Marcos Peña le respondieron y buscaron bajarle el tono al duro enfrentamiento.

La líder de la Coalición Cívica publicó una serie de audios en redes sociales en el que aseguró que su partido estuvo "el día de la derrota en Córdoba" porque "la vida es lucha y adversidad, no es compartir el éxito y alejarse en la derrota" y aseguró que es "inhumano" y "servil" hacer ésto último.

Lilita resaltó que ella apoyó al candidato que supo apoyar al Gobierno de Cambiemos "y al que muchos abandonaron" tras la derrota y pidió "reflexionar" sobre cuánto se le debe a Mario Negri en el interbloque oficialista de Diputados.

Embed

"Ella plantea que los Ministros o el Poder Ejecutivio tendrían que haber ido más a la provincia (de Córdoba)", respondió Frigerio. El Ministro aseguró que ellos tomaron "la decisión de no participar en la campaña porque Cambiemos fue dividido y no correspondía". Carrió había asegurado que Cambiemos no apoyó a Cambiemos en ese distrito y que "Frigerio siempre hizo su sociedad con gobernadores del PJ".

Peña, en tanto, usó la red social Twitter para responderle a la diputada cofundadora de Cambiemos: "Creemos en una política humanista, transformadora de la realidad, transparente y al servicio de los ciudadanos. Ese fue siempre el mandato y el espíritu de Cambiemos. Seguiremos trabajando para lograrlo en cada lugar del país".

LEER MÁS: Elecciones 2019: Cambiemos aceptó la dura derrota de Negri y Mestre