Increíble pero real: solo dos días después de que la Policía de la Ciudad reprimiera el Cuadernazo en el Congreso y detuviera por 11 horas a periodistas que estaban haciendo su trabajo, el presidente Mauricio Macri elogió la situación de la libertad de expresión en Argentina y se preguntó cuándo estuvo mejor que ahora.

En una entrevista que brindó al diario oficialista Clarín, durante su visita a Vietnam, el jefe de Estado afirmó que están "buscando el equilibrio macroeconómico, una apertura inteligente al mundo y fortaleciendo las instituciones y garantizando la libertad de expresión. ¿Cuándo hubo un grado de libertad de expresión cómo tenemos hoy en la Argentina? Hasta en los medios públicos, que hoy tal vez son los medios más opositores, siendo que, se supone, los conduce el Gobierno. Bueno, nosotros creemos en esto".

Embed

Las declaraciones llegan solo dos días después de que la Policía de la Ciudad golpeara al movilero de El Destape, Lucas Martínez, y se llevara detenido a Bernardino Ávila, el fotógrafo de Página 12 que retrató a una señora tomando una verdura del suelo luego de que la misma fuerza de seguridad impidera un "verdurazo" en Constitución.

Imágenes tomadas por el propio Ávila muestran claramente cómo la Policía lo marcó en medio de la cobertura que estaba haciendo del "Cuadernazo". Ávila, junto a otros periodistas y manifestantes, fueron detenidos por "resistencia a la autoridad" y estuvieron adentro durante 11 horas.

Embed